ETIQUETA META PARA VERIFICAR ESTADÍSTICAS CON GOOGLE WEBMASTER

lunes, octubre 23

 

Basta ya de derrotismos: que den un paso al frente los que de verdad quieran ser periodistas

Bloggers en el I Congreso de Nuevo Periodismo. Vía: Moeh, Guerra y PazLo siento, no lo soporto y no paso por ello. Del I Congreso de Nuevo Periodismo hay mucho que comentar referido a la temática actual de este blog. Y, sin embargo, hoy no van por ahí los tiros.

Porque al final acabé harto.
Harto del discurso derrotista, harto de oir lamentos sobre la precariedad laboral -que también he sufrido- y harto de escuchar a los propios estudiantes vanagloriarse de saber ‘inglés y quark’. Y si no, aquello de que ‘no salimos mejor formados por culpa de la Universidad’.

Estoy harto de plañideras, de quejas, de lamentos, de los que se limitan a gritar las miserias de esta profesión y pregonar todos sus males. ¡Y eso que aún no han estado dentro! De aquellos que lo primero que hacen cuando llegan a una empresa es preguntar, “¿y cuánto voy a cobrar?”.

Estudiantes de periodismo:

- En lugar de preguntaros ‘¿qué va a hacer el medio por mi?’ porque no empezáis a haceros esta otra pregunta: ‘¿y qué puedo hacer yo por el medio?’;
- En lugar de reclamar directamente un sueldo, ¿por qué no os lo ganáis primero y después lo exigís?;
- Por qué criticáis a los viejos medios y al viejo periodismo... y sin embargo, ¡sólo pensáis en trabajar ahí! ¡En hacer lo que han hecho toda su vida esos periodistas!

Soy de los que piensan que se está forjando efectivamente un Nuevo Periodismo.
Distinto, con otras rutinas, con otros actores. Soy de los que piensan que hoy todavía se puede participar de ese proceso de construcción. De los que ven la era 3.0 como una oportunidad más que como un amenaza. De los que creen que crisis – y se dice que el periodismo está en crisis- significa oportunidades escondidas. De hecho algunos –que estuvieron por Valencia- ya están tratando de encontrarlas:

- Un estudiante de periodismo y dos recién licenciados acaban de poner en marcha
Nxt mdia; ¡en Valencia andaban como niños con zapatos nuevos repartiendo tarjetas! Ojalá les vaya la mitad de bonito que a los de You Tube...
-
Oscar, Rosa y Jacinto han cubierto audiovisualmente las jornadas para Periodismo ciudadano.
- Darío Drukaroff –un tipo realmente comprometido- es estudiante de Comunicación en Argentina y ha creado y dirige los sitios
Canal ar y Qué es comunicación. Vino a propósito desde Buenos Aires sólo para asistir al Congreso.
-
Dani Basteiro, que estuvo por allí blogueando y haciendo preguntas impertinentes, hoy está nominado a los BOB’s.
-
Adriano Morán, incorregible, se ganó un puesto en Informativos Telecinco, en buena medida, gracias a su blog personal.

Y sin embargo, también soy de los que piensan que todavía estamos
rodeados de pingüinos.

A pesar de que nunca hayan existido tantas oportunidades como hoy para los emprendedores.
Para hacerse millonario o para encabezar una revolución. A pesar de vivir –como me dijeron una vez- en la era de la meritocracia.

Pero que quede claro, antes de que algún demagogo se lance a comentar:

1.- Yo no defiendo las condiciones laborales actuales de los periodistas. De hecho, he luchado contra eso.
2.-Yo tampoco digo que no haya quién efectivamente pueda decir alto y fuerte,
‘oye, que yo sí que creo que esté preparado’.
3.- Yo no he dicho en esta nota,
ni en ningún momento, que tengamos las mejores facultades de periodismo que se pudieran tener.
4.- Yo solo me quejo de los estudiantes que no leen... aunque casi me dan más pena los que no escriben. Afortunadamente, siempre nos quedarán los congresos.

Comentarios enviados:
Siempre ha existido ese tipo de estudiante al que te refieres, da igual cuál sea el momento histórico. Yo recuerdo las quejas de estudiantes por lo que consideraban que las asignaturas tenían poca relación con el periodismo mientras otros estudiantes también se quejaban, pero los veías mientras tanto leyendo libros sobre periodismo y especializándose en temas concretos que les interesaban; recuerdo a estudiantes que se quejaban de que tal o cual profesor era muy malo, mientras otros compañeros se quejaban también pero suplían por su cuenta las carencias que acumulaban en esa materia; recuerdo a estudiantes que se quejaban de que nunca había ordenadores suficientes para enseñarse a maquetar (eran otros tiempos) y que así no podían enseñarse, mientras otros se quejaban pero buscaban a un amigo que tuviera ordenador para hacer unas practiquitas cuando podían; recuerdo a los que protestaban porque Periodismo sería una carrera a cuyo segundo ciclo se podría acceder desde cualquier otra carrera y aseguraban que así ya no tendrían nunca trabajo, y recuerdo a los que se quejaban pero la ilusión les podía y seguían y seguían preparándose. La verdad es que ahora me acuerdo mucho más de estos últimos, de los que se quejaban por falta de asignaturas técnicas pero aprendían por su cuenta, de los que se quejaban de los malos profesores pero al acabar las clases iban a la biblioteca y se pasaban ampliaciones entre ellos, de los que buscaban ordenadores de amigos, de los que organizaban excursiones para ir a congresos y hacer sus artículos, que se leían después unos a otros. Me acuerdo de estos antiguos compañeros porque los veo presentando ahora programas de televisión, en altos puestos de periódicos, en la radio... De los otros, de los que se quejaban y no hacían nada, apenas me acuerdo. No los veo por ningún sitio.


 



Gracias, Lluís. Nada que añadir.


 



Sergio fue un placer volver a vernos y más contar contigo como Cicerone en los beers&blogs.
En cuanto a lo que escribes totalmente de acuerdo, no hay que quejarse tanto. Que yo sepa a nadie se le obliga a ser periodista y al entrar ya se sabe cómo está la profesión. En nuestra mano está mover los cambios pertinentes o al menos reivindicarlo.


 



"...el primer "intrusismo" de esta profesión se produce en las Facultades de Comunicación, donde miles de alumn@s se meten a una carrera que no sirve ni para hacerse rico, ni para ser famoso ni para vivir bien...", a esos me refería precisamente, saludos.


 



Hola, de nuevo, Sergio. ¡Vaya entrada más pesimista! Pero algo de razón tendrás cuando, estando ya lejos del ámbito universitario y sin haber pisado nunca un aula de Periodismo o Comunicación, llegan hasta mí quejas de ese tipo. Lo más triste es leerlas en blogs que destacan por incorrecciones gramaticales y ortográficas que no se le permitirían ni a un alumno de ESO.

Sobre el intrusismo, en el caso concreto de mi trabajo, por ejemplo, dedicado -en el mejor de los casos- a cuestiones tan diversas como el documental histórico o el promocional turístico, es mi propio jefe el que prefiere a licenciados en Historia, porque a los periodistas no se les presume un "bagaje cultural" a la altura; mientras que se supone que los licenciados en Historia o Historia del Arte pueden terminar aprendiendo a escribir el formato y estilo requerido.

No sé hasta qué punto el caso concreto de la empresa de trabajo podría resultar significativo o aportar algo.

Otra cosita. Quería hacerte una consulta profesional, pero, dado que no va mucho con el tema, ¿te importa que te envíe un e-mail?

Saludos.


 



Sergio, estamos de acuerdo. ¿Y cómo voy a estar de acuerdo si lo que tú dices está en desacuerdo con lo que dije yo? Pues ya ves... cosas que tienen los momentos de crisis y las inseguridades.

Yo no pienso que esté bien formado para ser periodista. Ni desde el punto de vista que proponía MAR ni desde el punto de vista de la preparación intelectual, cultural, etc.... Yo no hablé de mí. Hablo de otra gente que conozco yo, que conoces tú, que sabe más de un idioma, maneja bien las herramientas informáticas y tiene inquietudes... pero están contratados muy, muy precariamente.

Y solo siguen trabajando porque les gusta, porque creen en lo que hacen. No "para ganarse el sueldo". Porque el trabajo es un derecho, porque hemos caido en la trampa de que el sueldo hay que ganarselo: no. Un sueldo digno no es un premio, es un derecho. Y un sueldo indigno no es un castigo, es una indignidad.

Y a pesar de todo, he sido el primero en trabajar en horarios inhumanos que no sé si muchos soportarían por un dinero inhumano que no sé si muchos soportarían. Y no soy ni el único ni el caso más grave. Así que no es llorar por llorar. Es pedir un poco de dignidad. Un poquito.


 



Sergio, he leido tu texto...pero de correprisa. Me gustaría meditarlo, porque llevas mucha razón, al menos en lo que he leido. Saludos desde Madrid. Es lo que teníamos que haber hecho hace mucho, mucho tiempo. Levantarnos todos porque esta vida no es fácil, y hay que 'currársela'.


 



Cierto Rosa, JM, a un estudiante de periodismo se le presupone cierta 'vocación' que cada vez más se ha perdido. Y tener vocación no es sinómino de tragar con todo o pasar por el aro. Insisto, no es la excusa perfecta para que las condiciones laborales las establezca la empresa aprovechándose de ese supuesto 'amor al arte'.

Y lo que no es de recibo -te entiendo perfectamente Juanlu porque no decíamos cosas tan distintas- es que estudiantes recién licenciados, que no son todavía nadie ni hayan hecho nada, lleguen a un trabajo preguntando cuánto voy a ganar y cuántas horas se echan aquí. Pero ni en periodismo, ni en ningún otro sitio. Y menos como está el mercado.

Y menos aún, como dice Umla, que los que más se quejen y reivindiquen sean, efectivamente, los menos preparados y los que menos derecho tienen a exigir nada.

Juanlu, que lo hagas tú -tal y como lo hiciste- me encantó. Y no te conozco de nada, solo de aquello. Tu primera parrafada en inglés fue genial. Pero sabes qué, me da a mi que la inmensa mayoría de los que la aplaudieron no entendieron ni papa! Pero bueno, ese es otro cantar...

Coincido con el post de Noguera, la precariedad laboral está en todo el periodismo... y en muchos otros oficios y carreras universitarias.

Un gusto veros por allí y aquí, Rosa, JM; lástima que no charlásemos más en Valencia, Juanlu; y, Umla, por supuesto que puedes!

José, medítalo. Yo secundaría aquella huelga que promulgabas -¿la recuerdas?- con gente que realmente se haya ganado ese título de periodista más allá de una simple carrera universitaria.


 



gracias por hacer un esfuerzo para comprender mis contradicciones, sergio m. mahugo ;)

un abrazo, de verdad. Gracias a todos por esto porque al menos se está hablando un poco de ello.


 



Sólo he leído el título del post, lo juro, y me he pasado directamente a los comments. Toda la razón te doy. El periodismo es una pasada y quiero dedicarme a ello, pero si no puedo siempre me quedará ponerme gorrita y servir hamburguesas en un McDonalds, que para ganarse la vida es igual de digno. ¿Querían universitarios? pues que tomen dos tazas, que no sólo en el periodismo pasa eso. Pese a todo, MA (¿barracus?)Rodríguez derrapó en su exposición. Ale, agur.


 



Buen análisis, Sergio.
¿Que los estudiantes de periodismo lo tienen mal? Sin duda, pero no son los únicos, ahí tienes a los de derecho, LADE, económicas...

No es un mal de vuestra profesión, es algo generalizado.


 



Y aquí tienes un análisis de algunos de los "porqué" de todo esto:

http://trinitro.blocat.com/post/1472/108582


 



Compañero.... suscribo plenamente tu planteamiento.
Un abrazo


 



Yo no sé si discrepo...en parte todos teneís razón, pero no olvidemos que los que menos poder tienen son los chavales que están en la universidad o los que se acaban de licenciarse. A lo mejor teníamos que preguntarnos dónde vamos con tanto licenciado o si es necesaria esta licenciatura - no tengo la respuesta. Esta profesión esta masificada, y el que contrata sabe de sobra que tiene recambio. Estaría de acuerdo con vosotros si la realidad fuera la siguiente: "te pasas 5 años en precario, pero mal que bien vas escalando hasta coger una posición sólida" Pero la realidad no es así. Te ves con 35 años ganando un poquito mas de lo que empezaste, y acabas pasando a otra cosa porque tienes que vivir. Es lo que sucede por normal general, y yo lo siento, quiero calidad de vida hasta para el mediocre. Amigos, no le pidamos a todos ser unos héroes...
Gracias por ejercer de anfitrión, y espero que nos volvamos a cruzar pronto. Un abrazo


 



Tu post más polémico, Sergio, sin duda. Es cierto que primero hay que formarse y currar duro y luego preguntar el sueldo, lo malo es que hay algunos que llevan años currando con sueldo de becario, así que otra opción es el reciclaje, la gente es reacia, pero sería la solución a muchas cosas. Aplicar los conocimientos adquiridos en otro campo, y el Periodismo, pues de Hobbie. Sin traumas. Saludos.


 



Hola, perdona que insista en el tema cuatro días después de la publicación de esta entrada... Pero es que no me puedo resistir. Estoy buscando a alguien para que me eche una mano en el trabajo y mirando currículos me he encontrado con cosas como ésta:

"Soy (...), joven periodista que está deseando realizar su profesión. La experiencia que he adquirido ha sido gracias a las practicas que he desempeñado como becaria. Les aseguro que soy muy responsable, trabajadora y tengo muchas ganas de aprender y realizarme como persona. El problema es que el panorama laboral para esta profesión es muy decepcionante, por lo que solamente pido una oportunidad. Por favor cuenten conmigo."

Definitivamente, ésta no es la actitud. A pesar de todo me he leído su curriculum y va en la misma línea.


 



César, gracias por el apunte. He leído el artículo y coincido con José -imagino que con los dos- en eso de los 'enclasados' como uno de los principales motivos por los que se estudia una carrera.

Compañero... ánimo con lo tuyo y gracias por los apoyos!

Moeh, Manu... cierto. Por tanto, coincidiréis en que el problema está en el periodismo -y en tantas otras carreras- no en los becarios. Un redactor jefe se las ve y se las desea también para llegar a fin de mes.

Y completamente de acuerdo también Moeh con que las universidades están masificadas... si a eso añadimos que a la inmensa mayoría de medios (sobre todo locales) la calidad no les importa y sólo quieren rellenar páginas para vender papel en vez de noticias, o llenar un informativo para vender la publicidad de en medio... Así nos va!

Razones al final de más para mi argumento: si no nos gusta, tratemos de cambiarlo. Los que todavía estén con ánimos, fuerzas y ganas. Y los que no, como dice Manu, a otra cosa y a hacer del periodismo un hobbie.

Umla... ¿hubieses contratado a esa chica si te dice que sabe inglés, diseño, algo de programación, y que encima te enseña un blog -bien hecho y redactado- y te dice que ese es su mejor curriculum?


 



Depende... Esta semana he leído unos mil cvs y todos son iguales. El dominio del inglés y de programas de diseño aparece en todos ellos. Curiosamente, ninguno tenía blog, pero cada vez que me he encontrado con una "página web personal", me he lanzado emocionada a leerla, para llevarme a continuación un chasco enorme.

Las personas no son sólo "periodistas" y cuando buscan trabajo, deben serlo aún menos. Los monolitos no aportan nada. Y quien tiene que leer un montón de cvs como yo, los pasa por alto. De hecho, los cvs que me atraen son los de aquellos aspirantes cuya formación complementaria no se ha limitado al mundo de la comunicación. Pero sobre los procesos de selección, podríamos hablar horas y horas.

Con el ejemplo de esta chica sólo traía el botón de muestra: una redacción endeble, un vocabulario escaso y, para colmo, pidiendo confianza -una oportunidad- sin dar nada a cambio, sin siquiera depositar su confianza -el panorama es decepcionante- en la empresa que supuestamente la tiene que contratar. Quizá soy muy estricta, pero así está la cosa.


 



Yo no quiero ser excesivamente pesimista, amigos, pero: las tiradas tienden a la baja (sobre todo en las revistas), la publicidad aún sobrevalora los medios escritos (pronto vendrá a internet) y la competencia abunda: ver el link que dejo junto a mi nombre. Dicho lo cual, espero seguir disfrutando con este trabajo.


 



No eres tú... Umla, te entiendo.
JFA, un gusto tenerte por aquí! Ya que por ahora no coincidimos en aeropuertos ;)


 



Del Congreso de Nuevo Periodismo yo me he traído a mi casa una profunda autocrítica (lo mejor que me podía ocurrir como periodista en potencia, sin duda).
El sector blogger del público me ha dado una lección y la visión de Sergio una bofetada constructiva: no podemos seguir quejándonos de las condiciones de trabajo y del anquilosamiento de la prensa de papel si nosotros mismos, estudiantes de Periodismo, no tenemos iniciativa ni siquiera para poner en marcha un blog en el que escribir y recibir correcciones.
Esperamos a que nuestro redactor jefe, al que desmerecemos llamando dinosaurio (pero que en su momento debió tener más ilusión e iniciativa que muchos de nosotros ahora), nos pida que practiquemos un nuevo periodismo arriesgado. Esperamos a estar trabajando (en los medios tradicionales, además) para hacer todo lo que queremos hacer, pero cuando llegamos aún no lo hemos intentado.
Nos quejamos del sistema educativo, demasiado teórico, pero muchos estudiantes no hacen más reportajes ni más entrevistas que las que les piden sus profesores y no acuden a la bibliografía "si no entra en el examen".
Empecemos a asumir nuestro papel, que no es el de copiar en clase y volcar en un examen, sino el de exprimir a los profesores, leer y escribir más de lo que nos piden, aprovechar los medios técnicos de la universidad, y también invertir el verano en prácticas y no en la playa, aunque no nos paguen esos primeros tres meses.
El océano de sabiduría del periodista, independientemente de la profundidad, se lo trabaja el propio periodista. Y si no lo tiene, no es responsabilidad ni de su jefe ni de su profesor.


 



Gracias Sergio por tu buena onda. No encuentro pesimismo en este posteo, sino todo lo contrario. Saludos desde Argentina!


 



Sergio, tienes mucha razón en todo lo que expones. Los periodistas deberíamos ser más emprendedores y no quejarnos tanto de que nos es difícil acceder a un buen puesto de trabajo. Yo soy de la opinión de que con el tiempo, y con esfuerzo, todo llega.

Sin embargo, creo que un buen nivel de inglés, conocimientos de diseño (algunos más que otros) y una carrera de 5 años, en la que tienes que estar al pie del cañón y haciendo prácticas por 200 euros mensuales trabajando 7 días a la semana, cuando no otro tipo de empleo, te da derecho a pedir, por lo menos, un puesto de trabajo que te permita seguir aprendiendo y porque no, ganar algo más de 200 euros.

Con 24 años y sin un duro es difícil ser emprendedor. Lo que tienes es ganas de NO dar ese paso al frente y dedicarte a otra cosa. Saludos.


 



No puedo estar más de acuerdo, Elisa. Y me alegro de verdad muchísimo si el Congreso sirvió para que te trajeses ese aprendizaje.

Maribel... sí, es difícil ser emprendedor. Pero con un buen nivel de inglés, conocimientos de diseño y una carrera de cinco años salen miles de periodistas cada año. ¿Qué puede aportar -de valor, nuevo y únicamente esa persona- cada uno de esos periodistas aparte del trabajo diario que se da por supuesto? Si la cosa está como está y los sueldos por los 200 miserables euros, habrá que moverse, agudizar el ingenio, buscar soluciones y ¡ser emprendedor! Lo contrario es resignarse... A lo que hay o como tú bien dices, dedicarse a otra cosa... Uno/a menos... Selección natural...

Un saludo, Darío. De eso se trataba, de ser optimista, lo prometo.


 



A ver, seamos realistas. Los conocimientos y la cultura de cada uno tendrá mucho que ver para conseguir un buen empleo y sobre todo, influirá las oportunidades que se le den. Ya no hablo de crear proyectos nuevos ni de ser emprendedor. Hablo de desempeñar tu trabajo correctamente en el momento que te den una oportunidad.

¿Quién da esas oportunidades que son para unos pocos elegidos?
Esos elegidos irremediablemente ya están seleccionados de antemano. Y contra eso no podemos luchar.

Estoy de acuerdo contigo en lo de la selección natural, al final quedarán los mejores, pero no estoy segura de que ellos ocupen buenos puestos de trabajo, porque no depende de ellos.

PD.: Con ello no me estoy quejando, estoy exponiendo un punto de vista y analizando una situación.

Saludos Sergio


 



Sergio creo que este post es un duro golpe a los estudiantes de periodismo que espero sirva para ponernos las pilas. Es cierto que las quejas son lo que más se oye, pero quejarse es gratis. De todas formas no todos son así, y cada uno busca sus salidas y su forma de encontrar en el periodismo una oportunidad.
Además, tu post llega en un momento crucial para mi. Despues de leer el libro "copiar y pegar" para una asignatura de la carrera y tu post, cada vez tengo más claro que queiro ser periodista por mucho que me cueste y por mucho que tenga que luchar.
Y es que, tal y como dice Alfonso Sánchez Tabernero, profesor de periodismo en la Universidad de Navara: “ El mundo está lleno de gente que se dedica a lloriquear y un tipo que se dedica a lloriquear no tiene futuro” y yo no quiero ser una llorica yo quiero ser periodista.


 



Maribel... estoy completamente de acuerdo contigo, pero insisto... ¿por qué esperar esa oportunidad de nadie? Hoy por hoy, puedes demostrar tus conocimientos y capacidades... y restregárselas por la cara a aquellos que te cerraron esa puerta. Vamos a ello!

Beatriz, cuenta conmigo para cualquier cosa que no sea convertirte en una llorica. A por ellos!


 



Por la experiencia que tengo en los medios, lo que a los directores lleva a contratar a la gente (en general, no sólo a la que empieza) es muchas veces la especialización, algo que te diferecie de los demás. He visto a directores que han llamado a chavales simplemente porque hablaban un idioma exótico, lo que supone que se trata de una persona inquieta, también he visto currículum que, en lugar de llorar, aportaban originalidad, como por ejemplo, meterlo dentro de una lata de tomate en la que ponía un mensaje original, una etiqueta hecha por él mismo, uncurrículum maquetado con forma de revista del corazón, etc., pero normalmente los jefes dicen: Necesito a alguien que sepa montar vídeos, o que sepa hacer promos, o que tenga imaginación, así que lo mejor es enviar una muestra de tu trabajo. En ocasiones han dejado de lado a grandes empresas de efectos especiales y han contratado al típico friki de la informática que sabía crear: IMAGINACIÓN al fin y al cabo, es el mayor valor, muchas veces incluso más que la capacidad de trabajo y de horas, algo a lo que muchos están dispuestos, pero eso no basta.


 



Después de tantos comentarios, no puedo estar más desacuerdo con algunos, y deacuerdo con otros. Pero me toca la moral (lo siento), tocar el tema en plan de que los periodistas nos tenemos que labrar nuestro propio bagaje cultural, y que dejemos de llamar dinosaurio a un tipo que seguramente tuvo más iniciativa que nosotros. La utilización de esa palabra (dinosaurio) nada tiene de despectiva, simplemente de antigua. Estoy, la verdad, un poco harta de que digan eso de que intentes tú hacer algo por el medio. ¿Alguien lo ha intentado? Yo sí. Les aseguro que eso sí que es decepcionante. La verdad absoluta no la tiene nadie, es cierto que los estudiantes se tienen que mover y mojar, pero también necesitan reivindicar algo que sienten como suyo. Me parece loable. Si luego no tienen iniciativa ni ganas, si luego en realidad no parecen periodistas es otro asunto. Pero no hay que callarse. A mí me llaman quejica, pero yo pienso que si no dices las cosas, las cosas no cambian. Aunque lógicamente, cada uno tiene que poner su parte...Saludos, Sergio.


 



Sólo añadiría una palabra más, Manu: iniciativa; aunque seguramente la iniciativa va implícita a la imaginación.

Y sí, Helena, hay que quejarse... cuando uno se haya ganado ese derecho, y no a priori, antes que nada, cuando ni siquiera se ha demostrado un mínimo de capacidad de sacrificio ni se ha aportado todavía nada. Ese es el problema. Y guste o no, esto es lo que ahí. Pero además, hoy es más fácil que nunca demostrar talento e iniciativa. Lamentablemente, creo que no hay el suficiente, ni la suficiente. Creo que ni siquiera existe esa exigencia personal, esa capacidad de sacrificio, ese amor propio o esa pasión que se nos presupone. Con muchas honrosas excepciones, por supuesto.

Y sí, también... sí que es despectivo llamar a alguien 'dinosaurio'. Mea culpa, también, porque alguna vez lo he hecho.


 



Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?